FamiliAvance

INCLUSIÓN COMUNITARIA EN DISCAPACIDADES

Leer Discriminación

Primero, la conceptualización de Jiménez y Huete (s. f., p. 24) conceptualiza a la discriminación como:

En principio hemos de precisar que la discriminación por discapacidad definitivamente no es una cuestión que siempre vaya unida a actividades determinadas, tales como contratar un seguro, acudir al médico o cruzar la calle; sin duda, existe un cierto tipo de discriminación unida al rechazo, el desprecio o la indiferencia. 1

El aspecto, a través de la in-exclusividad y en amparo de un modelo social, se establece que la discriminación hacia personas en situación de discapacidad no es un tema aislado a un solo contexto y que, al hablar de rechazo, desprecio o indiferencia, se demuestra ignorancia social, aun así, el concepto paralelamente manifiesta la importancia de contrarrestar todos estos procesos meramente sociales, pudiendo mejorar constructos de inclusión y diversidad.

Segundo, Jiménez, A (2014, p. 8). Propone que el término antes mencionado hace referencia a:

La discriminación por motivos de discapacidad incluye todas las formas de discriminación, entre ellas, la denegación de ajustes razonables, entendiendo por tales “las modificaciones y adaptaciones necesarias y adecuadas que no impongan una carga desproporcionada o indebida, cuando se requieran en un caso particular, para garantizar a las personas con discapacidad el goce o ejercicio, en igualdad de condiciones con las demás, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales. 2

El aspecto toma a la discriminación como la restricción e impedimento que, a través de un modelo social, puedan resultar en un desajuste en igualdad para las personas en situación de discapacidad, y que, de acuerdo con otros ámbitos judiciales y normativos, se busca, además de procesos integrales de atención, la garantía y ejecución de los derechos humanos y condiciones adecuadas para las personas en situación de discapacidad.

Tercero, Contreras, J (2012, p. 11) se refiere a la discriminación como:

Las personas con discapacidad no son ajenas a la discriminación y esto se evidencia en dos actitudes frecuentes que suele tener la sociedad para con ellas. Por un lado, se suele adoptar una visión parcial del colectivo, que se caracteriza por reducir al sujeto a las dificultades o limitaciones permanentes que tiene para el ejercicio de determinadas actividades. Por otro lado, directamente se las niega, excluyéndolas de la vida social. 3

En este aspecto, la discriminación mediante un modelo social agrupa a las personas en situación de discapacidad en base a características de limitación y dificultades que son motivo de injusta exclusión, negación e invizivilización, el mismo aporte y modelo permite sacar de lo ya dicho, motivos de mejora positiva en búsqueda de una inclusión social que se vea explícitamente relacionada con los derechos humanos en el diario vivir.

Ciertamente, en base a lo antes analizado y considerando la evolución del término, discriminación, han de considerarse los siguientes aspectos coincidentes:

  • La discriminación reside en diversos contextos influyendo negativamente de manera particular en las personas en situación de discapacidad.
  • La discriminación constituye la obstaculización asignada a las personas en situación de discapacidad, que se observa como una desigualdad general a nivel biopsicosocial.
  • La discriminación hacia las personas en situación de discapacidad y su agrupación o colectivo señalado, se basa en la identificación por parte de la sociedad hacia limitaciones, impedimentos y su exclusión.

Referencias:

Comparte este enlace:
0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notificarme
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Contador de visitas y estadísticas
Frontier Theme