FamiliAvance

INCLUSIÓN COMUNITARIA EN DISCAPACIDADES

La discapacidad psicosocial y la convención sobre los derechos de las personas con discapacidad.

LA DISCAPACIDAD PSICOSOCIAL Y LA CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Nombre: Kevin Ñaupa.

Facultad de Ciencias Psicológicas.

Psicología Infantil y Psicorrehabilitación.

La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la Organización de las Naciones Unidas es el instrumento internacional vinculante más reciente en la materia y en el que se han logrado incorporar e instaurar nociones y visiones paradigmáticas que rompen con estructuras y prácticas anquilosadas e inoperantes que han mantenido a este grupo social en una situación de total invisibilidad, exclusión y discriminación, con la consecuente vulneración de sus derechos humanos prácticamente en todo el mundo. Como lo expone la ONU (2008):

Los cambios paradigmáticos que introduce la Convención resultan particularmente innovadores en el caso de las personas que presentan una discapacidad mental o psicosocial, a las que por primera vez un instrumento jurídico no sólo reconoce, sino que distingue y diferencia de las personas que presentan otro tipo de discapacidad: física, sensorial, y en particular, intelectual.

 

Hasta entonces sucedía que las personas con deficiencias mentales, bien no eran consideradas personas con discapacidad sino “enfermas mentales”, bien quedaban enmarcadas de manera inespecífica dentro de una amplia categoría, a veces denominada “discapacidad mental” y otras “discapacidad intelectual”, que indiferenciadamente agrupaba a ambas.

El reconocimiento por la Convención de que las personas con “enfermedades mentales” ahora son personas con discapacidad mental o discapacidad psicosocial cuyas características, manifestaciones y requerimientos son distintos de los otros tipos de discapacidad se considera uno de los grandes logros, en muchos sentidos, de este revolucionario instrumento internacional. . (Fernández, 2010)

 

Dicho reconocimiento lleva implícita la obligación jurídica para los Estados de adoptar las medidas necesarias con el fin de satisfacer el propósito último del tratado, esto es, que al igual que el resto de las personas con discapacidad, incluidas aquellas que necesitan un apoyo más intenso, las personas con discapacidad mental gocen y ejerzan todos los derechos en condiciones de igualdad con las demás personas.

La marginación, exclusión y estigmatización son de los problemas más graves

que han enfrentado históricamente las personas con discapacidad mental o psicosocial. Desde la concepción de los locos como seres poseídos por fuerzas y poderes sobrenaturales –fueran éstos dioses o malignidades demoniacas– hasta la asociación de los trastornos mentales con pecados, vicios y crímenes, estas conductas han sido consideradas como desviaciones de las normas y comportamientos sociales aceptables, y a quienes las presentan, un peligro tanto para sí mismos como para la sociedad. (Foucalt,1961)

 

 

Conclusiones:

  • Desde una concepción semejante, no resulta raro que en los diferentes contextos históricos y culturales se les haya tratado de aislar, de controlar e incluso, de exterminar, como fueron los casos de la “caza debrujas” que convulsionó a Europa occidental entre los siglos xv y xvii, o el llamado por Foucault “el gran encierro del siglo xvii” cuando, por primera vez en la historia, en países como Inglaterra, Francia y Alemania se decidió encerrar en “hospitales” o en prisiones a grupos de seres humanos cuyo comportamiento se juzgaba como transgresión de los límites del orden establecido.
  • Las personas con discapacidad mental siguen siendo limitadas en su autonomía, rechazadas, estigmatizadas y agredidas por instituciones prestas a diagnosticar lo que perciben, a invadir su psique con definiciones unívocas, terapias de shock o fármacos; y muchas de ellas, si no la mayoría, siguen siendo víctimas de encierros arbitrarios o involuntarios, tanto en instituciones psiquiátricas como en centros de reclusión y readaptación social, donde sufren graves violaciones a sus derechos humanos, además de efectos nocivos irreversibles sobre su integridad y el desarrollo de su personalidad.

Bibliografía.

  • (2008). Manual para la Implementación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Nacionaes Unidas. Recuperado de: http://wnusp.rafus.dk/documents/WNUSP_CRPD_Manual.doc
  • Fernández, M. 2010. La discapacidad mental o psicosocial y la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Madrid-España. Ed, Piramide.
  • Foucalt, M. (1961). Historia de la Locura en la Época Clasica. Madrid-España. S.l. Fondo de Cultura Económica de España

 

Comparte este enlace:
avatar
   
Notificarme
Contador de visitas y estadísticas
Frontier Theme