FamiliAvance

INCLUSIÓN COMUNITARIA EN DISCAPACIDADES

Enfoque neuropsicológico de los problemas de Aprendizaje

Enfoque Neuropsicológico de los problemas de Aprendizaje

Est. Sánchez Jumbo Yessenia Marisol
PSICOLOGÍA INFANTIL Y PSICORREHABILITACIÓN – UCE

Los problemas de aprendizaje no tienen una causa establecida, por lo cual ha desencadenado gran cantidad de definiciones erróneas causando así un mal abordaje práctico para los niños que poseen este tipo de problemas, y es así que este enfoque nos permite entender desde una base orgánica estructural, que pasa a nivel cerebral, permitiendo garantizar los derecho de este grupo de personas.
Un concepto es el mencionado por Guadalupe Tomasini y Andrea Olmos el cual manifiesta lo siguiente:

La neuropsicología infantil aborda las relaciones cerebro-conducta aplicadas al niño en desarrollo. Este campo requiere por un lado, de apoyo teórico del área de neurodesarrollo, y por otro, plantea la necesidad de mejorar la manera de obtener los datos para efectuar la práctica clínica. El sistema nervioso central del niño se encuentra en rápido cambio, y pueden esperarse tanto diferencias cuantitativas como cualitativas.(Tomasini & Olmos, 1998)

De este concepto se puede destacar que la neuropsicología estudia al niño mientras crece, relacionando la conducta con la funcionalidad cerebral.

También que en este enfoque se evidencias cambios a nivel cuantitativo y cualitativo, es decir que se tiene evidencia tangible de los mismos cambios. Por estas razones es necesario conocer  y dominar  los hitos de desarrollo.

Así lo afirma Woolfolk en el 2006 (Citado por Cruz, 2014)  el cual menciona lo siguiente:

Encontramos información sobre las estructuras responsables del aprendizaje y su función como son: El cerebelo coordina el equilibrio y los movimientos suaves, desempeña un papel importante en funciones cognoscitivas superiores, como el aprendizaje. El hipocampo resulta importante para lograr recordar información nueva y experiencias recientes. Y la amígdala dirige las emocione. El tálamo se relaciona con nuestra capacidad para aprender información nueva en especial la de tipo verbal. La formación reticular es responsable en la atención y la activación, bloquea mensajes y envía otros. El cuerpo calloso transmite informaciones un lado del cerebro al otro. La corteza cerebral permite la solución de problemas complejos y del lenguaje. Además tiene tres funciones principales: Recibir señales de los órganos sensitivos, controlar los movimientos voluntarios y formar asociaciones de las cosas. La parte de la corteza que controla los movimientos motores físicos madura primero, después las áreas que controlan los sentidos complejos como la visión y la audición y por último el lóbulo frontal que controla los procesos de pensamiento de orden superior Los lóbulos temporales de la corteza tienen papeles importantes en las emociones y lenguaje pero no se desarrollan por completo sino hasta los años de preparatoria o quizá más tarde. La corteza pre frontal debe controlar impulsos como el enojo o el deseo de venganza mediante el razonamiento, la planeación o la postergación de la gratificación y esta logra su plena funcionalidad hasta los 20 años es por eso que los padres deben funcionar como la corteza pre frontal de los adolescentes ayudándolos a establecer reglas y límites. (Cruz, 2014)

Esta definición nos permite aclarar dudas sobre el funcionamiento cerebral que un niño presenta en su desempeño académico, si bien nos menciona varias estructuras implicadas en el proceso de aprendizaje. Estas mismas permiten entender todos los cambios a nivel emocional, social o cognitivo (Atención, concentración, memoria, entre otros) que tiene al presentar problemas de aprendizaje y a su vez una adecuada intervención terapéutica.

Es decir la importancia de este modelo radica en:

  • Que, para identificar un niño con problema de aprendizaje se debe dominar los hitos de desarrollo acordes a su edad.
  • Que, Este enfoque requiere un equipo multidisciplinario capacitado para la evaluación diagnostica.
  • Que, Este modelo permite diferenciar problemas adquiridos por una patología cerebral como asociados a su desarrollo.
  • Que, permite elaborar una intervención acorde para el problema que presente un niño.

Bibliografía

Cruz, M. (2014). Aspectos Neuropsicológicos del Aprendizaje. Revistadecooperacion, 9.

Tomasini, G., & Olmos, A. (1998). Problemas de aprendizaje. Enfoques teóricos. Zaragoza: ADiaL Editorial.

 

Comparte este enlace:
avatar
   
Notificarme
Contador de visitas y estadísticas
Frontier Theme