FamiliAvance

INCLUSIÓN COMUNITARIA EN DISCAPACIDADES

Discapacidad psicosocial

Discapacidad psicosocial

Autor: Kevin Ñaupa

Prof. Harold Munster

Psicología Infantil y Psicorrehabilitación – Universidad Central del Ecuador

Con la finalidad de aportar a la correcta garantía de los derechos de las personas en condición de discapacidad, resulta de gran importancia analizar definiciones que explican esta situación y así poder diferenciar de otros tipos de condiciones que pueden prestarse a confusión.

En este sentido el Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad CONADIS (México) define a la discapacidad psicosocial como “la limitación de las personas que presentan disfunciones temporales o permanentes de la mente para realizar una o más actividades cotidianas.”

Este concepto aborda aspectos sobre las características que manifiestan las personas con discapacidad, haciendo alusión a deficiencias relacionadas a los niveles mentales, así como a las implicaciones en el orden social, relevantes específicamente con la realización de una o más actividades cotidianas. Estos aspectos, si bien es cierto que pueden contribuir a la descripción de la discapacidad psicosocial en una dimensión temporal, brindan una visión parcializada de la problemática, pues se centra únicamente en la persona y no aporta contenido en cuanto a sus posibles factores causales.

Otro de los conceptos básicos es el aportado por el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de México (issste), el cual plantea que:

“Es la limitación de las personas que padecen disfunciones temporales o permanentes de la mente para realizar una o más actividades cotidianas o para ejercer sus Derechos Humanos. Está causada por las anuencias del entorno social a falta de diagnóstico oportuno y tratamiento adecuado de disfunciones mentales tales como: depresión, bulimia, anorexia, trastorno obsesivo-compulsivo, etc.”

Este definición deriva del modelo social, que toma en cuenta el enfoque de Derechos Humanos y no solo el enfoque médico, por lo que visibiliza la condición social de las personas que padecen disfunciones mentales, además que asume el impacto e importancia de un diagnóstico y tratamiento oportuno. Por otra parte, es importante saber que la discapacidad psicosocial no es resultado de las debilidades del individuo o la falta de carácter o de la personalidad pues depende de múltiples factores (genéticos, sociales, culturales, económicos, etc.)

Por último la Consejo de la Judicatura (Ecuador) nos aporta esta conceptualización:

Esta discapacidad es causada generalmente por enfermedades como la esquizofrenia, trastorno bipolar, psicosis, entre otras. Se manifiesta a través de deficiencias o trastornos de la conciencia, comportamiento, razonamiento, estados de ánimo, afectividad, y/o comprensión de la realidad (irritabilidad, depresión, inestabilidad emocional crónica). Como lo mencionamos, esas deficiencias variarán según el nivel. En los casos de deficiencias leves o moderadas, la persona con la debida medicación podrá realizar sus actividades diarias con autonomía e independencia. Sin embargo, una de las mayores preocupaciones es el tratamiento de personas con discapacidad psicosocial (mental) grave o muy grave/severa, pues la tendencia es el internamiento en instituciones psiquiátricas, muchas veces de manera forzosa.

Se puede concluir que al hablar de discapacidad psicosocial se debe considerar lo siguiente:

  • Que, la discapacidad psicosocial implica limitación por parte de las personas con disfunciones temporales o permanentes de la mente para realizar una o más actividades cotidianas.
  • Que, la discapacidad psicosocial no surge como el resultado factores meramente individuales “debilidades del individuo o la falta de carácter o de la personalidad”, puesto que su génesis depende de múltiples factores asociados (genéticos, sociales, culturales, económicos, etc.)
  • Que, en los casos con características clínicas leves o moderadas, la persona con la debida intervención profesional podrá realizar sus actividades diarias con autonomía e independencia.

BIBLIOGRAFÍA.

Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad CONADIS (México). (2013). “Programa de Acción Específico, Salud Mental 2013-2018. Programa Sectorial de Salud”, Ciudad de México-México. Recuperado de: http://www.gob.mx/salud/documentos/programa-de-accion-especifico-salud-mental-2013-2018.

Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de México (issste). (2014). “Discapacidad Psicosocial”. Ciudad de México-México.

Consejo de la Judicatura (Ecuador). (2015). “Manual de atención en derechos de personas con discapacidad en la función judicial”. Quito-Ecuador . Recuperado de: www.funcionjudicial.gob.ec/www/pdf/Manual-atencion-discapacidades.pdf

 

 

Comparte este enlace:
avatar
3
0
0
 
3
Raquel OchoaViviana CoronelJohanna Cadena
   
Nuevos Viejos Mas votados
Notificarme
Johanna Cadena
Subscriptor
Johanna Cadena

Valiosa aportación, es sumamente necesario conocer en qué se diferencia de los otros tipos de discapacidad para que se la deje de confundir y pueda ir visivilizándose cada vez más.

Viviana Coronel
Subscriptor
Viviana Coronel

Excelente trabajo, me gusto algo que se menciono “la discapacidad psicosocial, no es por falta de carácter”. Muchas veces las personas creen que los problemas de comportamiento y emocionales están al alcance de las personas que lo padecen. Algo totalmente absurdxo, esta tambien seria una forma de vulnerar los derechos de las personas con discapacidad por parte de la sociedad civica.

Raquel Ochoa
Subscriptor
Raquel Ochoa

Los puntos que considero relevantes en la lectura es que la discapacidad psicosocial no surge como el resultado de factores meramente individuales “debilidades del individuo o la falta de carácter o de la personalidad” culpabilizando a la propia persona de su estado actual y de poder salir de su trastorno, siendo un razonamiento ilógico puesto que su génesis depende de múltiples factores asociados (genéticos, sociales, culturales, económicos, etc.) en un interacción compleja, prejuicios en cuanto a la discapacidad psicosocial perjudican en gran medida el tratamiento de este tipo de discapacidad.

Contador de visitas y estadísticas
Frontier Theme